07 abril, 2017

Pan de Calatrava en olla rápida

El pan de Calatrava no es otra cosa que un pudín de sobras típico de la Región de Murcia y alrededores.  Es un postre al que le puedes añadir cualquier cosa que tengas por casa dando vueltas o que ya no sepas que hacer con ello, aunque la versión más auténtica como su nombre bien indica está realizada con pan duro.
Como ya os he dicho podéis utilizar cualquier cosa, desde croissants, magdalenas, bizcochos etc... Vamos, cualquier bollo es susceptible de convertirse en un buen pan de Calatrava o pudín de sobras.
Bueno, y sin con esta receta estamos ahorrando en ingredientes, por qué no hacerlo también en tiempo y gasto energético. Para ello vamos a sacarle partido a un imprescindible en nuestra cocina al que no sacamos el partido suficiente en platos dulces; ¡LA OLLA EXPRESS!
Cuando pensamos en la olla rápida, a nuestra mente lo primero que vienen son potajes, guisos, cocidos etc... pero nunca o casi nunca se nos pasaría por la mente hacer un postre en ella. Pues esta receta es ideal para hacerla en olla express, y por supuesto cualquier otro pudín, flan, bizcocho etc... son perfectos para preparar en olla rápida.
Si no te apetece encender el horno y quieres un postre humilde, rápido y sencillo no dudes en seguir los pasos que a continuación te doy para sacarle el máximo partido a tu olla rápida.

Pan de Calatrava en olla rápida
Ingredientes caramelo
200gr. de azúcar
4 cucharadas de agua
Un bol con agua muy caliente

Ingredientes pudin
250gr. de pan duro o bizcochos o magdalenas etc...
500ml. de leche de avena o la que suelas utilizar
5 huevos L
Corteza de una naranja
Una rama de canela
80gr. de azúcar

Preparación

1. Lo primero que haremos es el caramelo. Para ello pondremos en una olla a fuego suave el azúcar y las 4 cucharadas de agua y dejaremos que se derrita totalmente sin remover en ningún momento hasta que tome un color ámbar. Este proceso puede tardar entre 7-10 minutos. Una vez tome color, empezaremos a echar cucharada a cucharada agua muy caliente del bol reservado hasta conseguir la consistencia deseada. En mi caso añadí unas 10 cucharadas de agua caliente.
Retiramos del fuego y dejamos templar.

2. En un cazo pondremos la leche, corteza de naranja y ramita de canela y dejaremos infusionar hasta que la leche hierva. Retiramos del fuego y dejamos templar.

3. Ahora comenzaremos a preparar el pan de Calatrava; Para ello comenzaremos por triturar o desmigar el pan o magdalenas o lo que hayáis elegido. Podemos simplemente desmigarlo con las manos o usar un procesador de alimentos y dejarlo super picado. Esto ya es opcional.

4. En un bol grande batimos con unas varillas de mano los huevos y azúcar procurando no hacer demasiada espuma. (Si se hace espuma la retiramos con una cuchara y listo). Vertemos la leche previamente colada y mezclamos bien. Ahora sólo nos queda agregar las migas y remover hasta integrar.

5. Caramelizamos una flanera de unos 18cm (provista de tapa). Mas o menos necesitaremos la mitad o un poquito mas de la receta que hemos hecho. Es mejor no quedarse corto.

6. Volcamos toda la masa en la flanera caramelizada, engrasamos la tapa con mantequilla o aceite y tapamos. 

7. En la base de la olla express pondremos una rejilla o similar para que la flanera no toque directamente el fondo. Sobre ésta colocamos la flanera tapada y por el borde agregamos agua hasta cubrir 3 dedos de la flanera. De esta manera cocinaremos en olla rápida al baño María.

8. Cerramos la olla express y la colocamos en la posición más baja ( en mi caso tengo dos posiciones I y II, pues la pongo en posición I). Dejamos cocinar a fuego medio hasta que la olla coja presión, una vez en este punto dejamos cocinar 30 minutos (tiempo indicado para ollas WMF). Pasado este tiempo soltamos toda la presión generada en el interior y abrimos la olla. Con mucho cuidado de no quemarnos sacamos la flanera y destapamos. Comprobamos que está bien cocido pinchando con una brocheta, si esta sale limpia estará perfecto.

9. Dejamos templar a temperatura ambiente sin desmoldarlo. Una vez frío, pasamos un cuchillo alrededor del molde y volcamos el pudín sobre un plato.

Con este Pan de Calatrava realizado en olla express participo en el concurso organizado por Claudia & Julia y WMF
 Espero que os guste esta receta de aprovechamiento

Un saludo 


28 marzo, 2017

Bizcocho rápido de chocolate sin gluten



Un bizcocho de chocolate sin gluten y con tan solo 2 ingredientes es posible. Con tan solo huevos y chocolate podemos disfrutar de un bizcocho sabroso y chocolatoso que a todos os encantará.
El aspecto de este bizcocho sin gluten con sólo 2 ingredientes es un poco rústico y de apariencia estética similar a un soufflé. En cuando a su textura podríamos decir que es parecido a un brownie pero sin su pesadez y muchísimo mas ligero. 

Este bizcocho de chocolate no tiene ninguna complicación, tan sólo debemos montar muy bien las claras para que no nos bajen en el horneado, por lo demás es lo más fácil del mundo. Si quieres darle un toque diferente siempre podemos añadirle un almíbar para darle esa jugosidad extra que a muchos nos gusta encontrar en los bizcochos. Para ello tan sólo debes hacer un almíbar a tu gusto o seguir las indicaciones que seguidamente te daré.

Bizcocho de chocolate sin gluten
Ingredientes bizcocho
330gr. de chocolate negro o el que más te guste
6 huevos L 

Ingredientes almíbar (opcional)
125ml. de agua
125ml. de azúcar
Fresas troceadas


Preparación 

1. Precalentamos el horno a 170 ºC calor arriba y abajo. Forramos un molde alto de 18cm tanto en su base como las paredes con papel vegetal.

2. Derretimos el chocolate al baño maría.

3. Separamos las yemas de las claras y empezamos a batir las claras hasta que formen picos duros. 

4. Agregamos las yemas al chocolate derretido y removemos muy bien con unas varillas de mano. Seguidamente vamos a añadir las claras montadas en 3 veces. Con la ayuda de una espátula removemos con movimientos envolventes hasta que estén totalmente integradas. 

5. Vertemos la mezcla en el molde y horneamos durante 40 minutos o hasta que al pinchar con una brocheta esta salga limpia.

6. Mientras tanto podemos hacer el almíbar; Para ello pondremos en un cazo a fuego suave todos los ingredientes hasta que el azúcar se disuelva. Por último retiramos del fuego y aplastamos un poco las fresas y comprobamos que estén blanditas.

7. Retiramos el bizcocho del horno y dejamos sobre una rejilla. 

8. Una vez que el bizcocho esté templado, podemos verter sobre este, el almíbar de fresas previamente colado.
Ahora sólo queda disfrutar de este bizcocho o de las siguientes 7 recetas especiales "POSTRES CON FRESAS" que hemos elaborado todo el equipo MegaSilvita. 


1. Bavarois de fresas >< Con aroma de vainilla 

2. Tarta de fresas y mousse de chocolate >< Manzana & canela 

3. Tarta de fresas y cheesecake >< Megasilvita

5. Eton Mess de fresas >< Jaleo en la cocina

6. Tartaletas de fresas y chocolate blanco >< Un pedacito de cielo

7. Bizcocho rápido de chocolate sin gluten >< Merceditas Bakery

8. Pastel de fresas y hierbabuena >< Contigo en la playa


 Espero que os gusten! 
Un saludo

22 marzo, 2017

Rainbow cake; Tarta arcoíris con cheesecake y crema de mascarpone


Nada mejor que comenzar la primavera con una tarta bien colorida como es la tarta Arco iris o Rainbow cake, y si encima lleva cheesecake en su interior mucho mejor. Para llevarla a cabo necesitamos varias preparaciones como son los bizcochos por una parte (6) las tartas de queso (5) por otra y la cobertura final como último elemento. Puede parecer que son demasiadas cosas y que será muy complicado, pero todas las preparaciones son básicas y muy muy fáciles de hacer.

Para los bizcochos tan sólo necesitamos lo básico como para cualquier otro, la única diferencia es que antes de meterlos en el horno los vamos a teñir de colores. La segunda de las preparaciones son unos cheesecake fácilismos que se hacen en un pis-pas sin baño María ni historias, así de rápido.

Por ultimo vamos a necesitar una cobertura, en este caso vamos a usar crema de mascarpone pero valdría cualquier cobertura que quede blanca, como por ejemplo una crema de queso, una buttercream de nubes o incluso una buena nata montada con bastante cuerpo.

Para teñir los bizcochos es imprescindible que usemos colorantes en pasta o gel, no pueden ser líquidos de estos que venden en los supermercados, ya que al contener agua los bizcochos nunca os quedarían con colores potentes. Los colorantes que he utilizado son de la marca Americolor y para el rojo he utilizado la marca Sugarflair red velvet.

Tarta Arco iris con cheesecake

Ingredientes bizcochos
300ml. de aceite de girasol
300gr. de azúcar
6 huevos L
300gr. de harina de trigo tamizada
3 cucharaditas de levadura química
2 cucharaditas de pasta de vainilla
Colorantes en pasta o gel; rojo, naranja, amarillo, verde, azul, morado
.......
Ingredientes cheesecake
1kg de queso crema tipo Philadelphia
5 huevos L
350gr. de azúcar
2 cucharaditas de pasta de vainilla
.......
Ingredientes crema de mascarpone
250gr. de mascarpone frío
90gr. de azúcar glas tamizado
120ml. de nata para montar mínimo 35% MG



Preparación bizcochos

1. Precalentamos el horno a 180 ºC calor arriba y abajo con la rejilla en la parte central. Preparamos 6 moldes de 15cm con papel vegetal en su base o si sólo disponemos de 3 moldes (como en mi caso), los haremos en tandas de tres.

2. En un bol batimos el aceite, azúcar, pasta de vainilla y huevos hasta que estén muy bien integrados. Con la harina y levadura tamizadas, incorporamos a la mezcla de aceite y batimos hasta que quede una mezcla homogénea.

3. Repartimos la mezcla en 6 boles procurando que lleven la misma cantidad. Empezamos a teñir de color cada uno de los boles. Debemos teñirlos muy bien y que queden con un color potente, ya que una vez se horneen el tono bajará un poco.

4. Vertemos la mezcla de los 3 primeros colores en nuestros 3 moldes y horneamos durante 20 minutos. Comprobamos que están cocidos pinchando un palillo. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.

(*) Cuando podamos desmoldar usaremos estos 3 moldes para hornear los otros 3 colores. 

Preparación cheesecake

1. Batimos la crema de queso, azúcar y pasta de vainilla hasta conseguir una masa homogénea. Añadimos los huevos de uno en uno sin parar de batir. La masa debe quedar lisa y sin grumos.

2. Repartimos la mezcla en 5 moldes de 15cm cada uno con papel vegetal en su base. Si no disponemos de 5 moldes haremos lo mismo que con los bizcochos de colores. Primero horneamos 3 moldes y luego 2.

3. Horneamos a 170 ºC calor arriba y abajo con la rejilla en el centro durante 40-45 minutos o hasta que al pinchar con una brocheta esta salga limpia.

4. Dejamos enfriar sobre una rejilla hasta que estén totalmente frías. Desmoldamos y dejamos enfriar mínimo 24h en la nevera.

Preparación crema de mascarpone

1. En un bol batimos el mascarpone y azúcar hasta que estén integrados. Vertemos la nata bien fría y batimos hasta que la mezcla coja cuerpo, aumente su tamaño y esté bien montada. Dejamos enfriar en la nevera tapada con film hasta el momento de montar la tarta.

Una vez tengamos todas las preparaciones...

Comenzamos por nivelar los bizcochos con ayuda de una lira hasta que todos tengan la misma altura. Haremos lo mismo con las tartas de queso (una vez enfriadas 24h), aunque parezcan muy estrechas debemos nivelarlas también.

Con todo nivelado comenzamos poniendo el primer bizcocho (morado), seguidamente untamos con un poquito de crema mascarpone (muy poca) y justo encima colocamos el primer cheesecake. Así iremos colocando sucesivamente cada uno de los bizcochos y cheesecakes hasta terminar.

Una vez todo montado cubriremos con mascarpone sólo las capas de la tarta de queso, dejando entrever los colores de los bizcochos.

Decoramos al gusto por ejemplo con algodón de azúcar en la parte superior y sprinkles de colores por toda la tarta.

Un saludo




08 marzo, 2017

Tarta de queso ricotta y chocolate


Si hay un postre que siempre triunfa en cualquier celebración, este es sin duda el "cheesecake". 
La tarta de queso siempre es un "must" en cualquier evento que se precie, gusta tanto a pequeños como mayores y siempre es un acierto incluirla en celebraciones familiares.
En esta ocasión os traigo una receta de Tarta de queso ricotta y chocolate riquísima y que sin duda se convertirá en vuestra receta favorita. 
Lo que más me gusta en una tarta de queso o de cualquier otro ingrediente es definitivamente su corteza, esta puede hacer que una tarta sea absolutamente deliciosa o por el contrario destrozar cualquier relleno por muy bueno que sea.
Para que esto no ocurra, lo primero que necesitamos es una buena masa quebrada y seguir las indicaciones que os doy en la receta. Como siempre os digo, el mejor truco y más barato que hay para conseguir una corteza perfecta y crujiente es el FRÍO. Cuanto más fría esté nuestra masa quebrada mejores resultados obtendremos. 
Por supuesto aquí cada uno hará lo que quiera y muchos pensaréis que para qué esperar 24h a que la masa se enfríe pudiendo esperar 1h solamente... ¡Pues esto ya va en cada uno! Yo sólo os cuento cómo lo hago y cómo a mí me da resultado.
Respecto al tema del ron, como ya sabéis el alcohol se evapora en el horneado así que no hay ningún problema, pero si aún así queréis prescindir de él, podéis sustituirlo por ejemplo por zumo de naranja que combina perfectamente con el chocolate. 


Tarta de queso ricotta y chocolate
Ingredientes corteza
250gr. de harina de trigo 9% proteína
180gr. de mantequilla con sal
23ml. de leche
20gr. de yema de huevo (1 yema L)
4gr. de sal fina
5gr. de azúcar blanca
Ingredientes relleno
250gr. de chocolate negro troceado
400gr. de ricotta o requesón
80gr. de azúcar glas
2 cucharadas de ron
2 cucharaditas de vainilla en pasta
200gr. de nueces picadas

Preparación
1. Masa quebrada;  En un procesador de alimentos/robot provisto de cuchilla colocamos la harina tamizada, azúcar, sal y mantequilla cortada en dados. Mezclamos con pulsaciones cortas hasta que la mezcla tenga una textura similar a la arena. Añadimos la yema de huevo y la leche muy poco a poco sólo hasta que se liguen los ingredientes, (la trabajamos lo menos posible). Una vez la masa forme un bloque la sacamos del robot, la extendemos  con un rodillo dando un grosor de 6mm. Engrasamos un molde de unos 20cm con mantequilla y forramos el molde con la masa. Guardamos en el congelador mínimo 24h. (Cuanto más frío, mejores resultados obtendréis).

2. Precalentamos el horno a 200 ºC calor arriba y abajo con la rejilla en la parte central.

3. En un bol resistente al color pondremos el chocolate al baño María hasta derretirlo por completo.

4. En otro bol mezclamos el queso ricotta, azúcar glas, ron, pasta de vainilla y nueces picadas hasta conseguir una mezcla homogénea. Incorporamos al chocolate derretido y mezclamos muy bien.

5. Sacamos nuestro molde forrado de masa quebrada del congelador y vertemos toda la mezcla. Alisamos la superficie con una espátula.

6. Horneamos a 180 ºC durante 60 minutos. Dejamos enfriar a temperatura ambiente sobre una rejilla antes de desmoldar.

7. Por último, espolvoreamos con cacao puro en polvo o azúcar glas.


Un saludo

02 marzo, 2017

Pastel de pera, almendra y polenta sin gluten


Hoy os traigo un pastel muy fácil sin gluten super tierno y jugoso. Se trata de un bizcocho hecho con polenta sin gluten, (harina de maíz amarillo). 
Como ya sabréis con la polenta se pueden hacer multitud de platos como la típica polenta italiana "concia" que se hace en una bandeja de horno y luego se corta en porciones, o la untosa que personalmente es la versión que más me gusta, ya que queda como una especie de gachas o puré perfecta para acompañar cualquier plato.
En esta ocasión os traigo una versión dulce realizada con polenta. Esta versión es perfecta para intolerantes o alérgicos al gluten, ya que no contiene harina de trigo, tan solo polenta "sin gluten". Recalco todo el tiempo que sea polenta sin gluten porque aunque la polenta es harina de maíz, no todas las marcas están libres de gluten, es muy importante que en el paquete aparezca el símbolo o simplemente se especifique como "sin gluten" o "gluten free".
Respecto a la receta, si te gustan los bizcochos super jugosos y húmedos este te va a encantar. La pera hace que el bizcocho quede super húmedo como si llevara algún tipo de almíbar y junto con la polenta y almendra queda una textura espectacular. Además es tan facial de hacer que lo harás continuamente.


Pastel de almendra y polenta sin gluten
Ingredientes
200gr. de mantequilla a temperatura ambiente
200gr. de panela o azúcar moreno
Zumo y ralladura de 1 naranja
3 huevos L
200gr. de almendra molida
200gr. de polenta instantanea sin gluten
1 cucharadita de levadura en polvo (baking powder)
3 peras firmes pero maduras

Preparación

1. Precalentamos el horno a 180 ºC. En mi caso he utilizado una sartén de hierro fundido de 20 cm a la que le he colocado una hoja de papel de horno. Si lo haces en un molde normal, engrasa las paredes y coloca papel vegetal en su base.

2. Batimos con unas varillas eléctricas la mantequilla junto con el azúcar hasta conseguir una masa suave y esponjosa. Añadimos el zumo, la ralladura, los huevos batidos y la almendra. Batimos hasta incorporar.

3. Agregamos la polenta junto con la levadura y batimos todo hasta obtener una mezcla suave y uniforme.

4. Volcamos la masa sobre el molde, alisamos la superficie y vamos colocando las peras de la siguiente manera; Cortamos las peras por la mitad desde el tallo. Retiramos las semillas con una cuchara parisién o sacabolas. Cortamos las peras muy finas verticalmente desde el tallo sin llegar hasta el final para que la pera permanezca unida por el extremo. Para colocarlas en el molde solo debemos abrirlas ligeramente como si de un abanico se tratase.

5. Una vez colocadas las peras horneamos en la parte central del horno durante 40 minutos o hasta que el pastel esté cocido. Comprobamos con un palillo que este salga limpio. Retiramos el horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. 

(*) Se puede consumir frio totalmente pero templado está delicioso.

Espero que os guste

Un saludo


Si te interesan más recetas SIN GLUTEN estas te pueden gustar: Tarta de chocolate  // Pastel de chocolate y calabaza // Panna cotta // Flan de huevo

07 febrero, 2017

Éclairs de chocolate y nata


La masa choux o pasta choux, es una masa escaldada típica francesa. Es una de las masas más versátiles que podemos encontrar, ya que según la consistencia que le demos y el método utilizado para cocinarlo podemos obtener resultados completamente diferentes. 
Es tan importante encontrar el punto exacto de densidad para que se horneen correctamente como dejarlos lo suficiente dentro del horno, ya que de lo contrario una vez los saquemos de éste, se desinflaran por completo. Es primordial que la masa choux se deshidrate perfectamente, ósea, que sequen bien, este es el punto imprescindible para que los eclairs o profiteroles no se hundan.

Cuando en una receta os indico el porcentaje proteico de la harina, no lo hago por gusto, el éxito de una receta empieza por seguir escrupulosamente los datos que en ella se indican. Cuando por ejemplo indico en una receta de bollería un porcentaje de 13% significa que no podemos utilizar la que en ese momento tengamos a mano (que suelen ser  9%/10%), porque luego pasa lo que pasa, el bollo en cuestión no sube porque necesita fuerza para subir, y eso se lo da el gluten que debe desarrollar. 

Con la masa choux lo que ocurre si no se utiliza el porcentaje que indico en la receta serán 2 cosas; 1. Si utilizas una con un porcentaje menor, la masa quedará muy líquida lo que será un desastre si no se ajusta con más harina o añadiendo menos huevo. 2. Si por el contrario decides usar una harina con un porcentaje más alto, la masa te quedará mas seca que la mojama, ya que a mayor porcentaje de proteína la harina tiene mas sed. ¿Solución?, añadir mas huevo...  o simplemente seguir la receta al pie de la letra.

Eso sí, una vez que le cogemos el punto a la masa choux... No hay nada más fácil!!!

Para el relleno he optado por chocolate y nata. Seguro que muchas veces habéis usado nata y al momento se ha venido abajo, o se ha quedado aguosa etc... Pues esta receta con mascarpone es perfecta para cualquier dulce (tartas, cupcakes, profiteroles, etc...).
El mascarpone, aunque se le da el nombre de "queso" realmente es nata con una parte grasa altísima, lo que nos vendrá genial para decorar nuestros pasteles. Su sabor es neutro al igual que cualquier nata, por lo tanto no sabrá a queso. Esta es una receta que llevo utilizando desde hace muchísimo tiempo y siempre con resultados perfectos. Aquí os dejo varias recetas en las que uso esta receta: Cupcakes San Valentín Tarta primaveral Tarta invernal Tarta selva negra etc etc etc...

Éclairs. Masa choux
Ingredientes
125ml. de agua
55gr. de mantequilla a temperatura ambiente 
70gr. de harina de trigo 10% proteína tamizada
1gr. de sal
10gr. de azúcar normal
2 huevos L (unos 125ml.)
Relleno de chocolate
250gr. de mascarpone muy frío
125ml. de nata para montar mínimo 35%MG muy fría
6 cucharadas de azúcar glas tamizada
1 cucharada de cacao puro en polvo sin azúcar tamizado
Opcional; 2gr. de café soluble (1 sobre Nescafé)
Relleno de nata
250gr. de mascarpone muy frío
125ml. de nata para montar mínimo 35%MG muy fría
6 cucharadas de azúcar glas tamizado

Preparación

1. En un cazo a fuego medio ponemos agua, sal, azúcar y mantequilla hasta que llegue a ebullición. Justo en este momento echamos de golpe la harina y no dejamos de remover hasta que se forme una bola. Bajamos el fuego y seguimos removiendo y apretando la masa para deshacer cualquier grumo que quede en ella. Seguimos así durante al menos 1 minuto. Comprobamos la masa metiendo el dedo en la bola, este debe salir seco de ella. La dejamos reposar en un bol de cristal hasta que se enfríe un poquito.

2. Agregamos el huevo batido poco a poco integrándolo muy bien, seguimos así hasta acabar por completo con todo el huevo y hasta que quede una masa homogénea y con la densidad perfecta.

Para asegurarnos que la masa está en su punto basta con pasar una espátula por la mitad de la masa y que este camino quede marcado y no se cierre.
3. Pasamos la masa a una manga pastelera provista de boquilla grande, en mi caso he usado la boquilla JEM 1G. Colocamos papel vegetal en una bandeja de horno y vamos formando los éclairs. Para ello ponemos la manga en ángulo de 45º y presionamos uniformemente formando una tira de unos 10cm de largo, con la ayuda de un cuchillo liso cortamos a ras de la boquilla y seguimos escudillando el resto dejando espacio entre ellos, ya que crecerán en el horno.
4. Precalentamos el horno a 200 ºC [SIN AIRE] calor arriba y abajo con la rejilla en la parte central. Una vez los metamos en el horno los dejaremos 5 minutos a 200 ºC y los siguientes 35 minutos a 180 ºC. Deben quedar dorados y secos, de lo contrario una vez fuera del horno se hundirán.
5. Una vez dorados y secos (nos aseguramos que suenen huecos por dentro) apagamos el horno y los dejamos dentro con la puerta abierta durante 5 minutos más. Después los dejamos reposar fuera, en una rejilla hasta que estén fríos por completo.
6. Preparamos los rellenos, para ello ponemos en un bol el mascarpone, el azúcar glas y el cacao. Batimos hasta que quede suave. Disolvemos el café soluble en la nata y agregamos al bol anterior. Batimos hasta que coja la consistencia adecuada. Dejamos enfriar tapado con film en la nevera antes de utilizar.
Para el relleno de nata hacemos lo mismo, pero sin añadir cacao / café.
Una vez que tengamos los rellenos listos y enfriados empezamos a rellenar nuestros eclairs. Para ello he optado por la boquilla 230 de Wilton. Con ella podremos rellenar perfectamente los eclairs, perforando  3 veces la base de éstos. (uno al principio, otro en el centro y otro al final)
También podemos partirlos por la mitad y rellenar sin más, eso ya va al gusto de cada uno.
Para terminar, si se desea podemos decorar la parte superior de cada eclair usando una boquilla estrellada.
Los frutos rojos combinan perfectamente con el sabor dulce de los rellenos, ya que le aportará la parte ácida.
Lo mejor es comerlos el mismo día para que la masa choux esté ligeramente crujiente. Se pueden conservar en nevera mucho tiempo ya que los rellenos aguantan muy bien, lo único, que la masa choux quedará mas blanda por la humedad de la nevera.

Esta es una receta fácil, rápida y sin complicaciones. Además es una receta perfecta para el día de San Valentín.

Un saludo

02 febrero, 2017

Auténtica panna cotta tradicional sin gelatinas


La panna cotta, nata cocida en italiano es un postre típico de la región italiana del Piamonte.  Su elaboración consiste en mezclar nata y azúcar. Para que estos dos elementos cuajen, la mayoría de recetas hacen uso de las gelatinas o cuajos artificiales en el que se dejan enfriar y como resultado se obtiene algo similar a lo que sería una auténtica panna cotta.
La auténtica panna cotta tradicional poco tiene que ver con esas versiones artificiales, no sólo por sus gelatinas, si no por su textura. En esta receta vamos a cuajar de forma natural la panna cotta utilizando claras de huevo.
Para elaborar esta panna cotta debemos cocer al baño maría nuestros moldes, ya que de esta manera las claras de huevo harán su función. 
Puede ser que esta receta no sea tan rápida como coger nata, azúcar, la gelatina de turno y enfriar en nevera, pero os aseguro que el resultado merecerá la pena. La textura de esta panna cotta es jugosa, aromática y con un sabor "de verdad" que nunca podrán tener las preparaciones rápidas hechas con gelatinas.

Auténtica panna cotta tradicional
Ingredientes
900ml. de nata 35% MG
140gr. de azúcar
20gr. de azúcar de vainilla
1 pizca de sal
8 claras de huevo
Pasta de vainilla (opcional)
Ingredientes coulis de frutos rojos
125gr. de frutos rojos congelados
50gr. de azúcar
50ml. de zumo de naranja

Preparación

1. En un cazo ponemos a fuego suave la nata, azúcar, pizca de sal y pasta de vainilla (opcional). Si utilizas pasta de vainilla ten en cuenta que la panna cotta tendrá puntitos negros de las semillas, a mí no me importa que las tenga, por eso la he utilizado pero si quieres una panna cotta blanca por completo debes obviarla.

2. Removemos de vez en cuando para que no se pegue en el fondo. Una vez que el azúcar esté totalmente disuelto retiramos del fuego y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

3. Batimos las claras ligeramente con un tenedor hasta que queden sueltas. 

4. Pasamos por un colador las claras y seguidamente colamos la nata en este mismo bol y mezclamos muy bien todo el conjunto.

5. Colocamos 12 vasitos en una fuente apta para horno y con una profundidad suficiente para poder hacer el baño maría. Rellenamos todos los vasitos con la mezcla de nata. Vertemos agua hirviendo sobre la fuente hasta alcanzar 3/4 partes de los vasitos.

6. Con el horno precalentado a 130 ºC horneamos durante 1h en la parte central del horno. Transcurrido el tiempo comprobamos si están cocidos, para ello movemos uno de los vasitos, y estará en su punto si la panna cotta tiembla ligeramente.

7. Dejamos enfriar sobre una rejilla sin sacar los vasitos del agua. No debemos sacar del agua hasta que ésta esté fría.

8. Una vez frios sacamos los vasitos del agua y los dejamos reposar en nevera durante toda la noche.

9. El coulis lo podremos hacer el día anterior sin problemas, para ello pondremos en un cazo a fuego lento el zumo de naranja y azúcar hasta que ésta se disuelva. Añadimos los frutos rojos y removemos muy bien. Dejamos unos 3 minutos sin dejar de remover y retiramos del fuego. Trituramos la mezcla y la pasamos por un colador para que quede lo más fina posible. Por último dejamos que se enfríe y coja cuerpo.

Desmoldamos con mucho cuidado, rociamos con coulis de frutos rojos y decoramos con unas grosellas.

Hoy todo el equipo de MegaSilvita os queremos dejar una propuesta especial para este Día de los enamorados que está a la vuelta de la esquina. En este collage podéis ver todas las recetas que os proponemos para este San Valentín.
1. Fudge Red Velvet sin horno // Manzana y canela

2. Tarta de cava y fresas // Un Pedacito de Cielo

3. Brazo gitano de mascarpone y fresas // Con aroma de vainilla

4. Pavlova de frutos rojos // Jaleo en la cocina

5. Auténtica panna cotta tradicional sin gelatinas // Merceditas Bakery

6. Tarta té Matcha // O`food

7. Tarta de vainilla, caramelo y naranja // Megasilvita

8. Victoria Sponge cake de vainilla y fresas con nata // Cookcakes de Ainhoa

9. Ravioli dulce de frambuesa // Contigo en la playa


Esperamos que os gusten todas las propuestas seleccionadas para este San Valentín!!