05 julio, 2018

Panecillos negros de tinta de calamar



Estos panecillos negros de hamburguesa con tinta de calamar son, junto con con los panecillos normales y los de remolacha un básico en mi casa. Los tres comparten una misma receta a excepción de su ingrediente principal. Son unos bollos realmente fáciles y que siempre puedes tener en casa, ya que una vez hechos se pueden congelar e ir tirando de ellos. Desde luego, merece la pena tener siempre a mano unos panecillos caseros. ¿Por qué comprar unos industriales si podemos tener siempre en casa?. 
Para conservarlos tan solo debemos envolver cada panecillo individualmente en papel film y después meterlos en tandas de 6 por ejemplo en bolsas tipo zip. De esta manera cada vez que quieras uno, solo debes sacar a temperatura ambiente o si no dispones de ese tiempo, directamente un golpe de microondas (unos segundos) y listo. Luego puedes tomarlo tal cual o tostarlo un poco. De ambas maneras estará riquísimo.

Panecillos negros de tinta de calamar

Ingredientes para 12 panecillos
480gr. de harina de fuerza Harimsa (12,9% proteína)
5,5gr. de levadura seca instantanea de panadero (*)
60ml. de agua tibia
5gr. de sal fina
1 huevo L a temperatura ambiente
8gr. de tinta de calamar (2 bolsitas)
120gr. de patata negra cocida (o la que tengas)
125ml. de agua tibia
60ml. de mantequilla derretida
Un huevo extra para pincelar
Mantequilla derretida extra para pincelar
Semillas de amapola para decorar


Preparación

1. Lavar la patata o patatas, envolver en film de plástico y cocinar en el microondas durante unos 7-10 minutos hasta que la patata esté blanda. Quitamos el film de plástico, nos deshacemos de la piel y machacamos la patata hasta conseguir un puré. Dejamos enfriar antes de comenzar. Si no te gusta este método, puedes cocerla en una olla con agua (con la piel).

2.  En un vasito mezclamos la levadura con 60ml. de agua tibia. En un bol grande añadimos la harina tamizada, hacemos un volcán y añadimos en el centro la mezcla de levadura y agua. Dejamos reposar 10 minutos hasta para que la levadura se active.

3. Comenzamos a batir con el gancho, si no disponemos de gancho amasador haremos todo el proceso a mano, teniendo en cuenta que el amasado a mano nos llevará más tiempo del indicado aquí.

4. Empezamos a agregar todos los ingredientes restantes, sal, huevo, tinta de calamar, puré de patata, 125ml. de agua tibia y por último la mantequilla derretida. Amasamos con el gancho unos 10 minutos hasta que la masa quede elástica y sin grumos.

5. Engrasamos un bol con mantequilla y pasamos la masa a este bol, tapamos con film y dejamos reposar entre 1h y media a 2 horas aproximadamente. Debe doblar su volumen.
6. Sacamos la masa del bol y amasamos ligeramente unos segundos. Dividimos la masa en 12 porciones del mismo tamaño. En mi caso han pesado alrededor de unos 74gr. cada uno de ellos.
7. Boleamos cada porción y vamos colocando en una bandeja provista de papel vegetal en su base. 

8. Tapamos con un paño de cocina y dejamos levar hasta que doblen su tamaño. En mi caso 1 hora.

-------------------------------- Precalentamos el horno a 190 ºC, calor arriba y abajo con la rejilla en el centro ------------------------------

9. Una vez hayan doblado su volumen, pincelamos con huevo batido cada pieza, espolvoreamos semillas de amapola y justo antes de meter en el horno, bajamos a 175 ºC y horneamos durante 20-25 minutos.

10. Por último y muy importante, una vez saquemos los panecillos del horno, pincelamos con mantequilla derretida la parte superior para que los bollos queden brillantes.
(*) Muy importante, la levadura seca instantánea de panadero, no es la levadura en polvo Royal. Son unos sobres con gránulos marrones (similar a la arenilla). También los comercializa la marca Royal pero vienen en un paquete naranja con el nombre de  "LEVADURA DE PANADERIA, fermento de panadeiro".



Si te ha gustado esta receta, quizá te interese:
Panecillos de hamburguesa
Panecillos remolacha






No hay comentarios:

Publicar un comentario