07 febrero, 2018

Focaccia fácil con romero, escamas de sal marina y aceite de oliva virgen extra


La focaccia es uno de los platos italianos mas populares junto con la pizza. Se trata de un pan plano cubierto normalmente de hierbas aromáticas, aunque también es muy habitual cubrirla con diferentes ingredientes como la cebolla, tomatitos cherry, aceitunas etc...

La receta que os traigo es super fácil y además muy rápida, ya que en tan solo 1h y 40 minutos tendréis una focaccia recién horneada extra esponjosa.

Tan solo necesitarás unos cuantos ingredientes que siempre tenemos en casa y como resultado tendrás la focaccia mas esponjosa y jugosa que hayas probado nunca. Ni siquiera necesitas un molde de unas medidas exactas, lo único que debes hacer es estirar la masa con tus manos (no hace falta rodillo) y darle forma de rectángulo o circulo. Si te gusta el grosor de la mía, déjala de 1 centímetro, no más, ten en cuenta que en el horno crece bastante. Si en cambio prefieres la focaccia mucho mas fina que la mía, ya sabes, déjala con menos de 1 centímetro de grosor.
Como ya te he dicho antes, no necesitas ningún molde en especial, con la bandeja del horno enharinada será suficiente. 

Para esta receta te recomiendo que uses un buen aceite de oliva virgen extra, ya que al ser una focaccia con tan solo romero, sal y AOVE el sabor es muy importante y marcará la diferencia.
(*) En la receta uso levadura de panadero instantanea, por favor no confundir con (Baking Powder) la levadura en polvo Royal. La levadura de panadero son unos sobres de unos 6gr. con unos gránulos marrones tipo arenilla de playa.

Focaccia con romero, escamas de sal y AOVE
Ingredientes
330ml. de agua a 50 ºC
2 cucharaditas de miel
7gr. de levadura instantanea de panadero (*)
60ml. de aceite de oliva virgen extra
2 cucharaditas de escamas de sal marina
Romero fresco
510gr. de harina de fuerza con 13% proteína (Harimsa)

Preparación


1. En un bol grande pondremos el agua a 50 ºC junto con la miel y removemos. Agregamos la levadura, removemos y dejamos actuar durante 10 minutos hasta que la levadura empiece a espumar.

2. Añadimos la sal, aceite de oliva y harina. Amasamos con el gancho o si no disponemos de éste, amasamos con una pala de madera. Amasamos durante 5 minutos a velocidad media-alta, la masa debe despegarse de las paredes aunque al tacto estará un poco pegajosa. Dejamos reposar 5 minutos.
3. Engrasamos un bol grande con aceite y pasamos la masa a este nuevo bol. Cubrimos con un paño húmedo y dejamos reposar durante 1h en un sitio cálido hasta que aumente su tamaño.

4. Precalentamos el horno a 200 ºC calor arriba y abajo con la rejilla en la parte central. 
Damos forma a la masa con nuestras manos (rectangular, redonda o cuadrada) hasta que dejemos un grosor de 1 centímetro (no más). Cubrimos con papel film y dejamos que crezca unos 20 minutos.

5. Una vez crezca, usaremos nuestros dedos para hacer hoyuelos en toda la masa. No tengas miedo, empuja los dedos hasta tocar la bandeja, la masa no se romperá. 
En cada hoyuelo (no hace falta en todos) insertamos unas hojitas de romero, rociamos con un buen chorro de aceite y por último espolvoreamos con escamas de sal marina.
6. Horneamos en la parte central durante 15-20 minutos o hasta que la masa esté dorada y bien horneada. Sacamos del horno y rociamos con mas aceite de oliva. 
¡¡Está buenísima de cualquier manera pero caliente es impresionante!!

Espero que os guste!

Un saludo 




2 comentarios: