17 abril, 2014

Hot Cross Buns con dátiles y ciruelas





Este panecillo especiado de Pascua o bollo con cruz hechos normalmente con pasas y marcados con una cruz son muy tradicionales en el Viernes Santo de Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica y Canadá. Aunque ahora en la actualidad se pueden consumir todos los días del año, hubo una época en los que estaban prohibidos todos los panes especiados y en concreto estos de la cruz y sólo se podían consumir en entierros, Viernes Santo o Navidad.




Hay muchas supersticiones que rodean a estos bollos. Una de ellas dice que si los horneas el mismo Viernes Santo no se echan a perder durante todo el año... O_O
Otras dicen que si le das un bollo a alguien enfermo este se recuperará... o que si compartes uno con un amigo, esta amistad durará por lo menos todo el año siguiente, eso sí, debes compartir el mismo bollo, ósea, mitad para ti y mitad para tu amigo 
También se dice que hay que besarlos antes de comerlos, por lo de que llevan una cruz. Esto me recuerda a cuando era pequeña y mi madre nos decía que el pan no se tiraba a la basura y si había que hacerlo teníamos  que darle un beso porque era pan del Señor 
También tenían la superstición de que si se iba a viajar por mar lo mejor era llevarse unos hot cross buns porque decían que los protegerían contra un naufragio. Lo mismo se hacían en las cocinas, todos los años se colgaba un bollo para proteger de futuros incendios.

Mis hot cross buns no llevan pasas, en su interior llevan dátiles y ciruelas y la cruz está hecha con harina, agua y amaretto.





Ingredientes para 14 bollos 
{Receta adaptada de Paul Hollywood}

300ml. de leche de avena
50gr. de mantequilla
500gr. de harina de fuerza (Santa Rita)
1 cucharadita (tsp) de sal
75gr. de azúcar glas
7gr. de levadura seca instantánea de acción rápida
1 huevo L ligeramente batido a temperatura ambiente
40gr. de dátiles sin hueso troceados muy pequeños
40gr. de ciruelas sin hueso troceadas muy pequeñas
Ralladura de 3 mandarinas pequeñas
Ralladura de 1 limón grande
1 1/2 cucharadita (tsp) de canela
1 cucharadita (tsp) de jengibre
1/4 de nuez moscada recién molida
3/4 de cardamomo molido
1/4 de mixed spice
Una pizca de clavo

Para hacer las cruces

75gr. de harina de trigo normal
2 cucharadas de amaretto muy frío
3 cucharadas de agua

Para glasear

Golden syrup templado o mermelada de albaricoque con un poco de agua



Preparación

1. Calentar la leche hasta que casi llegue al punto de ebullición, retirar del fuego y añadir la mantequilla. Dejar que se temple. Reservar.

2. Poner la harina, la sal, el azúcar y la levadura en un robot de cocina, pulsar hasta que se mezcla todo bien. Hacer hueco por el centro y añadir la leche junto a la mantequilla y batir un poco, agregar el huevo batido y poner en funcionamiento el procesador durante 5 minutos. (Este proceso también lo podéis hacer a mano).

3. Sacar del robot y poner la mezcla sobre una superficie de trabajo previamente engrasada con aceite de girasol. Esta masa estará muy muy blanda hay que amasar bastante, tendréis que estirar, levantar la masa, golpearla contra la superficie y así sucesivamente. Lo mejor será que os engraséis las manos con aceite para que no se os pegue. Después del amasado la masa debe estar húmeda pero no pegajosa. Poner la masa en un recipiente hondo engrasado con aceite y tapar con papel film. Dejar que repose la masa 1 hora en un lugar cálido. 
*Pasada 1 hora presionar la masa con un dedo y si deja la marca estará en su punto.

4. Rociar los dátiles, las pasas, las ralladuras y las especias. Amasar muy bien para que todos los ingredientes se repartan por toda la masa uniformemente. Dejar subir otra vez la masa durante 1 hora tapada con papel film engrasado.

5. Dividir la masa en 14 trozos de unos 70-80gr. Hacer bolitas y repartir entre 3 bandejas de horno previamente forradas con papel vegetal. Tapar con papel film las bandejas, pero sin apretar. Dejar levar 1 hora.
* Yo he colocado 5 bollos por bandeja, menos en la tercera que he puesto 4.

6. Precalentar el horno a 200º calor arriba y abajo.

7. Mientras el horno se precalienta, vamos a hacer la mezcla de las cruces. En un bol pequeño poner la harina y añadir cucharada a cucharada el agua y el amaretto, poco a poco hasta obtener una pasta blanquecina. Introducir en una manga pastelera con boquilla redonda, en mi caso he utilizado la boquilla 230 de Wilton, pero puede ser cualquiera, incluso podéis cortar la punta de una bolsa de congelación.

8. Hacer las cruces en los bollos, primero una linea en horizontal y luego otra en vertical.

9. Hornear los bollos durante 15 minutos mas o menos. No os preocupéis si durante el horneado parece que las cruces desaparezcan... en cuanto se doran los bollos y casi terminen de hornearse las cruces se harán más evidentes.

10. Una vez listos sacar del horno, poner la bandeja sobre una rejilla y pincelar los bollos con golden syrup templado o mermelada de albaricoque templada disuelta en un poco de agua.

* Lo mejor es consumirlos el mismo día recién hechos, pero podéis guardarlos en una caja metálica de un día para otro o congelar los que no vayáis a consumir y calentarlos en el horno una vez queráis comerlos.


Ahora ya... consumir templados!!!



¡¡Feliz Jueves Santo a todos/as!!

Un saludo 







16 comentarios:

  1. Me encanta! Viendo estas fotos me está entrando la necesidad de hacerlos... ;-)
    Un beso,
    Eva (Con aroma de vainilla)

    ResponderEliminar
  2. Qué delicia!!! Me encantan estos bollitos pero nunca los había visto con ciruelas y dátiles! Tiene que darle un toque muy especial!
    Las fotos me han encantado
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Lindos e tão fofos.
    Devem ser deliciosos e que bom aspecto.

    beijinhos

    ResponderEliminar
  4. Estos bollitos inundan la red, pero los tuyos llevan diferente relleno, son tan monos y mojaditos en leche deben estar tan ricos. Felices fiestas.

    ResponderEliminar
  5. umm qué pinta! para este año ya no pero para el siguiente nos apuntamos la receta! qué tengas una feliz y dulce Semana Santa! besis

    ResponderEliminar
  6. Ñam Ñam Ñammmmmm ¡que delicia !! si es que Mara tiene en su comunidad muchiiisimo nivel repostero ! tomo buena nota, me encantan este tipo de panecillos, los hice una vez no me quedaron muy ricos, por eso no los he vuelto a hacer jiji pero vamos que viendo tu resultado me apetece volver a intentarlo !! un bese preciosas foto Mercedes

    un besete
    Milicocinillas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mili

      Un saludo :)

      Felices Pacuas

      Eliminar
  7. Te han quedado fantásticos y me gusta la idea de los dátiles y las ciruelas.

    besos

    ResponderEliminar
  8. Impresionantes y preciosos!
    Yo los he probado por primera vez este año; creo que repetiré antes de la próxima semana santa, pero voy a probar con leche de avena esta vez ;)
    Un besito

    ResponderEliminar
  9. Qué sorpresa tan grata conocer tu blog! Ya he empezado a seguirte para no perderte! Muy buena fotografía!
    Por cierto, los bollitos para chuparse los dedos!

    ResponderEliminar