07 junio, 2018

Tarta Victoria sin gluten



De la tarta Victoria o Victoria sponge cake poco queda por decir, así que en vez de contaros sus origines, lo mejor será que os cuente mi versión sin gluten.
Para el bizcocho he optado por una versión con Maizena (fécula de maíz), es impresionante lo esponjoso que sale usando tan solo este tipo de harina. Lo mejor de este bizcocho es su durabilidad, aguanta (casi) prácticamente como el primer día. No creo que os vaya a guantear tanto pero, guardado en un tupper con cierre hermético he tenido bizcocho para el desayuno durante 10 días. Evidentemente os hablo del bizcocho a secas, no montado con la nata etc...
Esta receta rinde para 3 bizcochos de 15 cm  bien gorditos. En esta receta tan solo se necesitan 2 bizcochos, pero os recomiendo que hagáis la receta al completo, ya que de esta manera puedes tener un bizcocho extra para los desayunos / meriendas, etc...
Aviso importante: En el próximo post usaré el tercer bizcocho para una receta DELICIOUS.
Si después de todo lo anterior, todavía no te he convencido para hacer la receta completa, siempre puedes dividir la receta a la mitad.
Los ingredientes como siempre (si no digo lo contrario) a temperatura ambiente. En esta receta es imprescindible montar muy bien las claras y por otra parte montar las yemas hasta que blanqueen y doblen su volumen. Esto dará una esponjosidad increíble a la receta y una miga blanquísima.
Otro punto OBLIGATORIO será tamizar 3 veces la maizena (fécula de maíz). Ni una, ni dos, TRES veces son las que debes tamizarla. Te prometo que este paso marca totalmente la diferencia.
Una vez hecho y enfriado el bizcocho puedes comprobar la cantidad de aire que hay en su interior aplastando ligeramente su cúpula hacia abajo, en este momento escucharás el sonido que todas sus pequeñas burbujas de aire emiten.
 Tarta Victoria sin gluten
Ingredientes
6 yemas de huevo
6 claras de huevo
250gr. de fécula de maíz (maizena)
220gr. de azúcar glas
1 sobre de levadura química tipo Royal
1 pizca de sal
.......
Nata para montar, mínimo 35% MG
Mermelada de fresas o frambuesas
Fresas enteras y troceadas
Frambuesas frescas
Azúcar glas para espolvorear el pastel


Preparación
1. Precalentamos el horno a 180º C calor arriba y abajo con la rejilla en la parte central. Engrasamos 3 moldes de 15cm y espolvoreamos ligeramente con harina. Quitamos el exceso y reservamos.

2. Tamizamos 3 veces la fécula de maíz (maizena) junto con la levadura química. El muy importante este paso, no te lo saltes. 

2. En un bol bien limpio montamos las claras con la pizca de sal a punto de nieve. Comprobamos que están bien montadas dándole la vuelta al bol, si estas se mantienen y no caen estarán perfectas.

3. En un bol grande batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen y dupliquen su tamaño. Debe quedar una mezcla suave y blanquecina. Añadimos la fécula de maíz (maizena) y seguimos batiendo. En este punto la mezcla estará demasiado densa para trabajar, así que vamos a incorporar un poco de clara montada para aligerar la mezcla. Cuando esté más suelta incorporamos el resto de claras en dos veces y vamos mezclando con una espátula de silicona con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba para que las claras no se bajen.

4. Cuando la mezcla esté totalmente homogénea y las claras se hayan integrado perfectamente, vertemos la mezcla en los 3 moldes que tenemos engrasados y enharinados. Horneamos durante unos 30 minutos sin abrir el horno en ningún momento.

5. Comprobamos que los bizcochos se han cocido introduciendo una brocheta, si esta sale limpia los bizcochos estarán perfectos. Apagamos el horno y dejamos reposar los bizcochos 10 minutos dentro de él con la puerta medio abierta.

6. Desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Cuando estén fríos podremos cortarles la cúpula y nivelarlos para empezar a montar la tarta.

7.  Montamos la nata bien fría con una cucharada de azúcar glas. Reservamos. Troceamos algunas fresas para colocar en el interior del pastel.
8. Montaje de la tarta; Colocamos el primer bizcocho nivelado en un plato bonito, untamos el bizcocho con mermelada, colocamos fresas troceadas por toda su base y esparcimos nata montada. Ahora solo nos queda tapar con el segundo bizcocho, espolvorear con azúcar glas y decorar al gusto.

Espero que os guste!




4 comentarios:

  1. Una maravilla de bizcocho y las fotos una belleza.
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Claro que me gusta!! Facil y divina! Y me ha gustado mucho que pongas solo maizena, nunca lo he probado así y ya me entra la curiosidad!! Besos

    ResponderEliminar